lunes, 1 de diciembre de 2014

CONVERSATORIO: “LUDOVICO SILVA: PRIMERAS REVELACIONES DE SU DIARIO”


LUDOVICO SILVA: PRIMERAS REVELACIONES DE SU DIARIO

El evento contará con la intervención de Carlos Ortiz Bravo, quien es editor, filósofo y profesor de la Escuela de Letras de la Universidad Central de Venezuela.

Ortiz Bravo comenta que “Los diarios de Ludovico Silva atesoran importantes claves para ampliar la comprensión de su pensamiento, que a la luz de sus anotaciones íntimas se revela inseparable de sus inquietudes estéticas y existenciales. Se trata de un corpus que ofrece la oportunidad de explorar un complejo universo teórico y espiritual del que pueden derivarse temas y problemas de investigación, no sólo vinculados con su obra ya conocida, sino sobre asuntos que por ser inéditos puedan permanecer ocultos y que podrían traducirse en nuevos aportes”.

Lugar:
Fundación Celarg, Museo Rómulo Gallegos, planta baja.

Fecha y horario:
Jueves 4 de diciembre de 2014, a las 5:00 p.m.

Entrada Libre.

miércoles, 23 de julio de 2014

La universidad pública bajo una nueva perspectiva*


Marilena Chaui*
Universidad de São Paulo, Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias Humanas

I.

La universidad es una institución social y como tal expresa de manera determinada la estructura y el modo de funcionamiento de la sociedad como un todo. Tanto es así que vemos dentro de la institución universitaria presencia de opiniones, actitudes y proyectos conflictivos que expresan divisiones y contradicciones de la sociedad. Esta relación interna o expresiva entre la universidad y la sociedad es lo que explica, por cierto, el hecho de que, desde su creación, la universidad pública siempre ha sido una institución social, esto es, una acción social, una práctica social basada en el reconocimiento público de su legitimidad y sus funciones, un principio de diferenciación, que le confiere autonomía ante otras instituciones sociales, y estructurada  por ordenamientos, reglas, normas y valores de reconocimiento y legitimidad interna a ella. La legitimidad de la universidad moderna se fundó en la conquista de la idea de autonomía de los conocimientos respecto de la religión y el Estado, por tanto, en la idea de un conocimiento guiado por su propia lógica, por sus necesidades inmanente, tanto desde el punto de vista de su invención o descubrimiento como de su transmisión. En otras palabras, sobre todo después de la Revolución Francesa, la universidad se concibe como una institución republicana y por lo tanto, pública y laica. A partir de las revoluciones sociales del siglo XX y con las luchas sociales y políticas desencadenadas desde, la educación y la cultura llegó a ser concebida como constitutivas de la ciudadanía y, por tanto, como derechos de los ciudadanos, por lo que, además de la vocación republicana, la universidad llegó a ser una institución social inseparable de la idea de la democracia y de democratización del saber: sea para realizar esa idea, sea para oponerse a ella, en el transitar del siglo XX, la institución universitaria no podía escapar de la referencia a la democracia como una idea reguladora. Por otra parte, la contradicción entre el ideal democrático de igualdad y la realidad social de la división y la lucha de clases obligó a la universidad a tomar posición ante el ideal socialista.

jueves, 10 de julio de 2014

Anarquismo y socialismo libertario I por Nelson Guzmán

Web

Ángel Cappelletti, pensador anarquista:

Ángel Cappelletti fue un pensador profundamente preocupado por definir las bases constitutivas de la libertad del hombre, siguiendo a Bakunin había encontrado como enseñanza, en su praxis social, que la instrucción requería de condiciones favorables para que ésta se impartiera. La libertad del individuo le corresponde al mismo hombre forjarla, no es el Estado el que debe regir la vida de los pueblos. La pedagogía anarquista sueña con un hombre emancipado, no se loa al Estado y a la moral como intolerancia. El autoritarismo pervierte el alma de los hombres, la severidad castra la inteligencia. Bakunin forma su modelo de sociedad rechazando las bases del autoritarismo que las clases dominantes habían impuesto sobre el alma humana. La escuela anarquista tiende a pensar como lo decía Ángel Cappelletti en el desarrollo de una escuela pública donde se prescinda de los exámenes, de las evaluaciones, de los premios. Muy por el contrario, los estudiantes deben ser formados en los principios de la solidaridad y del socialismo. La competencia sería el fomento de un medio inadecuado que envilece el alma y vuelve individualistas a los educandos. Lo importante del socialismo anarquista es que es antiestatal, se funda en la idea de amor al otro, se enarbola la libertad como bien único.

lunes, 23 de junio de 2014

¿QUÉ MARXISMO ESTÁ EN CRISIS?

 
Ofrecemos a nuestros lectores un texto del profesor y revolucionario cubano Rubén Zardoya, escrito a raíz del arreo de la bandera roja del Kremlim y la desintegración de
la Unión Soviética, el cual, a nuestro juicio, conserva total
actualidad. Llegue a la inteligencia y el corazón de los lectores que,
más de 20 años después, persisten en su convicción de que el marxismo
es la guía para la acción más eficaz con que contamos los
revolucionarios para transformar el mundo.

Por: Rubén Zardoya Loureda

Digamos sin rodeos: está en crisis el marxismo vulgar, esa forma transfigurada de la teoría marxista que constituye la institucionalización del dogma fosilizado y su ensamblaje arbitrario con los más disímiles razonamientos pancistas que reproducen los fenómenos externos de la vida social en calidad de representación y prejuicio.

viernes, 20 de junio de 2014

Crisis y Universidad: de intelectuales a hacedores de 'papers'

Por Fernando García-Quero .

La Universidad está inmersa en un proceso que aniquila intelectuales y los convierte en un nuevo tipo de ser académico cuyo fin último es hacer papers

No se fomenta un profesorado que intente enseñar más allá de los cánones establecidos o colabore con asociaciones u organizaciones sociales.

La dialéctica histórica de Karl Marx Aproximaciones metodológicas para una teoría del colapso capitalista

Diego Bruno

Resumen
Cuando en El Capital Karl Marx develo el carácter transitorio del modo de producción capitalista, a partir de identificar las contradicciones materiales que se desarrollan en su propio seno, no hizo más que dar un sustento científico a su concepción dialéctica de la realidad social. Como señalo en el epilogo (1873) de dicha obra, el núcleo racional de la dialéctica consiste en comprender que “la intelección positiva de lo existente incluye también, al propio tiempo, la inteligencia de su negación, de su propia ruina”. Esta forma del pensamiento que entiende a su objeto de estudio en su génesis, desarrollo y caducidad, es decir, que revela su transitoriedad, intentando develar la conexiones internas que condicionan su desarrollo, su historia, es nodal a la hora de comprender la inevitable tendencia al colapso que transita la sociedad burguesa. El pensamiento dialéctico, sin embargo, recién adquiere este carácter crítico de todo lo existente a partir de la fundamentación materialista que le imprime Marx, en oposición a las mistificaciones idealistas de la dialéctica hegeliana. Nos proponemos en este trabajo entonces, indagar como se inserta la dialéctica en la concepción materialista de Marx, el rol que juega en su ciencia, y su relación intrínseca con la teoría del derrumbe capitalista.

miércoles, 18 de junio de 2014

Jorge Giordani: "Testimonio y responsabilidad ante la historia"


Me veo obligado por razones de conciencia a hacer público este documento, donde expongo una serie de consideraciones respecto al cumplimiento de mi deber como militante de la causa del socialismo y su relación con lo que han sido mis últimas actuaciones como servidor público. Habiendo sido Ministro por tanto tiempo es mi deber rendir cuentas al país.
Mi activa participación en la revolución bolivariana ha venido acompañada de periódicas publicaciones de resúmenes de las actividades y responsabilidades que asumí bajo el mandato del Presidente Chávez. Súmese a los constantes ejercicios de propuestas y evaluaciones que signaban la labor de los Ministros con nuestro Comandante. Al poner fin a mi participación Ministerial sumaré a mis testimonios escritos mencionados una exposición de las circunstancias en que se desempeñó mi trabajo desde la partida a la Habana del Comandante en su última crisis de salud hasta el día de hoy, donde paulatinamente se perfilaron los contornos de una nueva propuesta, en gestación, cuya matriz conceptual está por aclararse.