jueves, 3 de abril de 2014

Retos y Desafíos de la Integración Suramericana
Por Adrián Torres Marcano

En la actual organización mundial del capital, hegemonizada por la visión neoliberal, que enarbola las banderas de la globalización económica, los procesos de integración asumen un interés imperioso, promovido por los grupos económicos de actuación mundial, tanto de gobiernos de raigambre neoliberales como de grandes corporaciones transnacionales. De allí, se tiene la  concreción de  la Unión Europea (UE) y la iniciativa del Área del Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por los EE.UU y replanteada en la actualidad, en los acuerdos que lleva Norteamérica de forma bilateral, con algunos países de América Latina (Colombia, Chile, Perú), a través de los Tratados de Libre Comercio (TLC). Sin embargo, el impulso que ha tomado la izquierda latinoamericana, encabezado por los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Uruguay, Venezuela está otorgando un viraje hacia las dimensiones de lo social y político en los procesos de integración en la región.
A partir de lo anterior, cabe reflexionar sobre el papel en la actualidad de los procesos integracionistas, expresado en la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR)  a la luz de los retos y desafíos que impone la nueva concepción de integración latinoamericana para la construcción de un bloque regional fuerte signado por la unidad en la diversidad, en el que converjan gobiernos con visiones políticas similares y disímiles, aglutinándose en un propósito común: la unidad regional en América Latina y Caribeña.

LA ESENCIA DEL DIÁLOGO EN PAULO FREIRE. LA PALABRA VIVA DE LIBERTAD.



 Por Efigenia Jurado  Estudiante de Gestión Social de la UBV.
 
Al adentrar en la Esencia del diálogo de Paulo Freire encontramos la idea de transformación desde la práctica y acción de la palabra viva, palabra que se relaciona con la autenticidad de la unión. Cuando el diálogo se entorna bajo condiciones de praxis en beneficio de la sustentabilidad social para generar los cambios respectivos, este se asocia con el compromiso que impulsa los valores éticos de la solidaridad, unión, y la palabra viva de la liberación del hombre y la mujer, que se fomenta en la consciencia de nuestro verbo y el sustento y correlación de nuestra praxis.

viernes, 28 de febrero de 2014

¡Que fallo! Por Guillermo Rodríguez Rivera

Las verdaderas revoluciones son siempre difíciles. Che Guevara sabía algo de eso y decía que, en las verdaderas, se vence o se muere, porque una revolución no es una tranquila, pacífica obra de beneficencia, como cuando las encopetadas damas de la alta sociedad salen a hacerle caridad a los que no tienen justicia.

Una revolución es un vuelco, una ruptura, un abrupto cambio de perspectiva. Es cuando los oprimidos dejan de creer en que los que mandan –los que los oprimen– tienen la verdad de su lado, y piensan que el mundo puede ser diferente de como ha sido hasta entonces.

jueves, 20 de febrero de 2014

La amenaza fascista en Venezuela por Atilio Boron



      La escalada desestabilizadora que actualmente sufre la Venezuela bolivariana tiene un objetivo no negociable: el derrocamiento del gobierno de Nicolás Maduro. No hay un ápice de interpretación de quien esto escribe en esta afirmación. Fue expresada en reiteradas ocasiones no sólo por los manifestantes de la derecha en las calles sino por sus principales líderes e instigadores locales: Leopoldo López (ex alcalde del municipio de Chacao, en Caracas, y jefe del partido Voluntad Popular) y María Corina Machado, diputada por Súmate a la Asamblea Nacional de Venezuela. En más de una ocasión se refirieron a las intenciones que perseguían con sus protestas utilizando una expresión a la que regularmente apela el Departamento de Estado: “cambio de régimen”, forma amable y eufemística que reemplaza a la desprestigiada “golpe de estado”. 

jueves, 28 de noviembre de 2013

Creer en la educación por Victoria Camps


    
       No existe ningún padre o madre que no haya dicho alguna vez que lo único que desea para sus hijos es la felicidad. Todo el mundo la desea. Lo que nadie tiene claro es qué entendernos por felicidad, si es que alguna vez nos hemos tornado la molestia de pensar en ello, y, tampoco si proponerse conseguirla es un objetivo sensato. Con la felicidad pasa algo similar a lo que ocurre con la libertad: se identifica con hacer lo que cada cual desea en cada instante sin ningún tipo de restricciones. En parte, la libertad sí que es eso, poder actuar sin interferencias externas. Pero, ¿y la felicidad? Equivale al jouir sans entraves del Mayo del 68, a satisfacer cualquier deseo, sean cuales sean las consecuencias?, ¿O la moderación de los deseos es, como decían los estoicos, un aspecto importante de la misma felicidad? ¿Está relacionada la felicidad con la voluntad de dar un sentido, una dirección o una finalidad a la vida?. Si es así, desear la felicidad de los hijos; no significa también enseñarles a vivir con algún propósito que dé sentido a sus vidas?

domingo, 20 de octubre de 2013

Los Peligros de Pensar

Que se puede decir de la importancia del pensamiento para una persona, mucho, pero hay algo curioso, cuando una persona se piensa a sí misma lo que obtiene siempre es bueno porque la honestidad y transparencia es total, pero cuando piensa su entorno le lleva a enfrentamientos. 

Reflexionar significa pensar críticamente, y pensar críticamente significa buscar puntos débiles a ideas rígidas y convicciones establecidas. Pensar es peligroso porque pone en entredicho las ideologías y sistemas que a ciertas entidades les ha costado mucho imponer para su propio beneficio. 

Se hace mucho por que la gente no piense, se hace mucho por atomizar, enfrentar y entretener a la población. El ocio que triunfa hoy en día es el ocio del entretenimiento, la terapia que funciona al llegar a casa es la terapia de desconectar. En los colegios no se enseña a pensar, se adoctrina, no se aprende, se memoriza. 

miércoles, 31 de julio de 2013

Ni tan calvo ni con dos pelucas. Maniqueísmo discursivo en Venezuela. Por Manuel Azuaje Reverón.


      Vivimos en la actualidad una situación de extemismos discursivos, que no siempre implican una práctica de ese tipo. No se trata de polarización en el sentido como lo ve la oposición tan escandalizada.

El maniqueísmo supone posturas inamovibles desde las cuales cualquier otra queda invalidada. Acá se trata de la obligación de asumir una postura extrema respecto a un tema en discusión, olvidando siempre la dialéctica de los procesos.

Esta situación con frecuencia no se traduce en una práctica radical, sino que tiene su escenario en el ámbito discursivo. Se observa con frecuencia em las redes sociales, pero también en los espacios de encuentro donde se plantea la discusión.